lunes, 28 de junio de 2021

Canciones desde el Búnker: El alma en cenizas

Esta canción no sólo habla de Jimena sino que hay algunas frases y palabras de ella mezcladas entre las mías. La escribí luego de recibir una carta suya, y como algunas cosas no se me iban de la cabeza decidí incluirlas, como pequeñas intervenciones de Jimena en la letra que estaba escribiendo.

Una vez nos fuimos a Chilecito, a perdernos en el medio de la nada, hacer té de San Pedro y mirar cómo los guerreros diaguitas nos vigilaban desde las laderas del río mientras custodiaban la zona reencarnados en cactus. Las nubes empezaron a dibujar sus rostros, nos miraban, nos saludaban.

Un zorro desorientado apareció de repente en el medio de la nada, se sorprendió al vernos, nos clavó la vista durante unos segundos y salió disparado y desapareció para siempre. Esa imagen del zorrito nos quedó grabada, Jime la dibujó, y cuando estábamos haciendo la tapa de Diletancia y tuvimos que inventar un sello discográfico para que CAPIF nos dejara registrar el disco elegimos ese dibujo como el logo de la discográfica. Le pusimos Curtite Discos.

En esos días en que estuvimos en la montaña murió Spinetta. Nos enteramos tres días después.

Al volver fuimos a un Quilmes Rock donde tocaban Fito y Charly. Fuimos con distinta gente, en algún momento nos encontramos, en algún momento nos perdimos. Algo un poco se rompió ese día.

El recital fue increíble, Fito tuvo una noche mágica. Salió de traje blanco con corbata negra, y metió un repertorio muy rockero, muy power. Estrenó un tema en homenaje a Spinetta. Charly metió una limusina en el escenario y salió con un guardapolvo beige, una remera del primer disco de Almendra y el brazalete de Say No More.

Unos meses después, Charly tocaba en el Estadio Único de La Plata y fuimos con Jimena. Bailamos mucho, nos reímos un montón, fue un gran show. Y fue la última vez que vi tocar en vivo al Negro García López, que murió dos años después en un accidente. Volví a ver a Charly cuando estuvo en silla de ruedas como invitado de Páez en el show por los 30 años de Giros. A Fito lo vi varias veces luego de eso. A Jimena hace años que no la veo.

#CancionesDesdeElBunker, con mi querida @carovillani_

lunes, 21 de junio de 2021

ESTE MIÉRCOLES NUEVO #CancionesDesdeElBunker

Con Paca nos conocemos desde hace muchos años. Yo le digo Paca porque su usuario antes era caropaquita y ahora ya no lo es pero me gusta decirle Paca. Nadie más le dice Paca.

Hicimos música juntxs muchas veces, nos subimos a escenarios, nos pusimos delante de cámaras, creamos intervenciones y una tapa de disco.

Dos veranos seguidos alquilamos una quinta con ella y varixs amigxs a la que llamamos la Mansión Leloir, donde grabamos un par de episodios de Sesiones Porteñas pero más que nada brindamos, comimos y reímos durante varios días. Nos fuimos con amigues, perros, bebidas, flores, instrumentos, velas y lucecitas a desconectar y crear juntxs.

También diseñó, conmigo y con Raúl, la estética de mi disco Amores Bonsái, y fue la que sacó la foto de la tapa. Por cierto, Caro tiene unas canciones buenísimas, no se las pierdan.

A veces se nos da por hacer intervenciones, como los baños de Kowalski, y los llenamos de frases, de imágenes, de preguntas, de rostros, de personas, de mensajes.

Henos aquí de nuevo, divirtiéndonos. Por muchas más, Paca.


ESTE MIÉRCOLES NUEVO #CancionesDesdeElBunker, con @carovillani_ ❤
.
.
.

jueves, 8 de abril de 2021

Canciones desde el Búnker: El piano, corazón

Con Juli nos conocemos hace varios años, desde cuando íbamos los martes al lado b de El Emergente, a tocar para 10 personas en una habitación, en el Circuito Cerrado que organizaba Diego. Julián tenía 19 años, se había venido a Buenos Aires desde Corrientes con unas canciones, una guitarra y una loopera. Se prometió hacer 100 shows en un año. Dio casi 300. Tocaba prácticamente todas las noches, donde lo dejaran, incluso más de una vez por noche. Y de día tocaba en el subte o en la calle.

Unos años antes yo había vivido en Madrid con otros músicos. Mi primera casa española fue en la calle Magdalena 29 y en realidad era un hostal con baño compartido: Fuentemar, todavía existe. Tocaba en los pasillos del Metro y los fines de semana en la Plaza Mayor. No ganábamos mucho pero alcanzaba para pagar el hostal y comer malamente. Cuando nos iba bien comprábamos Coca Cola y dulce de membrillo de postre. A veces, algún amigo nos convidaba una china de hachís.

Escuchábamos música en un walkman y como no teníamos parlante, cortamos el cable de un auricular que no andaba y lo unimos a uno de guitarra que tampoco andaba y lo enchufamos al amplificador.
Había llevado sólo unos pocos cassettes, me acuerdo de uno de Goyeneche y otro de Páez que escuchábamos cada noche mientras jugábamos a las cartas. Compré un mazo en la tienda árabe de abajo, eran unas cartas de póker muy raras que adentro tenían un rectángulo con una carta española. Jugábamos al truco y si ojeabas las cartas veías picas y diamantes.

Julián y yo tenemos mucho en común, como irnos lejos de casa a hacer música, y tocar en la calle. Tiene una canción hermosa donde nombra a mi disco Diletancia y es un honor para mí. Admiro mucho sus letras y canciones, pero también esa fuerza con la que se lleva todo por delante en cualquier lugar del mundo donde le toque vivir.

A la distancia y aislados, él en Corrientes y yo en Buenos Aires, grabamos esta canción de mi último disco.



jueves, 14 de enero de 2021

NUEVO VIDEO con Julián Oroz

SALIÓ! Les dejo el video que grabamos con el querido Julián Oroz para Directo en Baires. No se lo pierdan que quedó re lindo!!!! Adoro la calidez que Juli le agrega y siempre es un placer compartir con él. Este tema lo tocamos juntos en Café Vinilo con La Liga de la Canción, en una noche hermosa junto a otrxs amigxs cantautores.

Filmó Nehuen Conde de
Invasion Drone
y el audio lo mezcló mi brother
Cristian Gigena
.
.

lunes, 4 de enero de 2021

No sé si el futuro viene por allá o por el otro lado, lo que espero es que venga con salud, con amor, con educación, con más igualdad, con menos injusticias. Que el mundo sea un poquito mejor cada día. Que los que ganan siempre pierdan alguna vez, y los que suelen perder tengan alguna oportunidad de ganar. Que vuelva la música, que bailemos, brindemos, cantemos y que nuestras vidas estén llenas de abrazos y carcajadas. El mundo es para les valientes, así que les deseo valentía. Salút.